Remarkable Places.

En la fundación Kölnischer Kunstverein, Ana Gaskell mostraba en el marco de los Installation Projects de Dornbracht sus instalaciones fílmicas "Remarkable Places". Gaskell guió a los visitantes por el pabellón de la exposición. Todo daba una impresión de extraña confianza, sin embargo, al mismo tiempo, las películas, como muchos de los trabajos anteriores de Gaskell, parecían indescifrables y misteriosas: Un hoyo se vaciaba a mano, sin embargo, al mismo tiempo, el vacío que nacía parecía llenarse de nuevo. Tijeras cortando de ida y vuelta unían un acontecimiento que había tenido lugar apenas hacía un momento. Una perspectiva de lo inquietante y amenazante de lo cotidiano.

Documentación