Bienvenido al Salón de Fráncfort.

En el marco de los Installation Projects de Dornbracht, el pintor Antonio Henning transformó la gran sala del MMK (Museo de Arte Moderno) de Fráncfort en un elegante espacio de comunicación y lectura. El "Salón de Fráncfort", así se titulaba la instalación, formaba el marco atmosférico para el cuadro de Hennings. Subversivo y con ironía, el artista jugaba seriamente: el mobiliario cambiaba de forma explosiva de un sistema de referencia pintoresco a otro. Imágenes de paisajes, bodegones, Pin-up-Girls y escenas de playa se turnaban en una apasionada ronda de imágenes. Cómo casi ningún otro contemporáneo, el pensamiento pictórico de Hennings atestigua la actualidad de la pintura.

Documentación