1 / 3

2 / 3

3 / 3

Cloud Cities

Telarañas, astrofísica y visionarios legendarios, como Buckminster Fuller, son sólo algunas de las fuentes de inspiración del artista Tomás Saraceno. Él llama a sus obras “Biosferas”: están habitadas como mallas orgánicas dimensionales que flotan en la sala, a veces adornadas por plantas, otras veces simplemente sostenidas por redes de cuerda negra. El punto de partida de los trabajos del artista, quien al principio estudió arquitectura, es el interés por nuestro medio de vida y la sociedad en la actualidad y en el futuro. La exposición en la estación de Hamburgo ocupa todo el espacio del vestíbulo histórico - porque por primera vez se muestran juntas aproximadamente 20 de sus obras "Biósferas".  Con esta instalación, Saraceno crea la visión tridimensional de un mundo utópico, al cual los visitantes pueden entrar. De este modo, los visitantes pueden experimentar como un sistema de módulos individuales puede crear un nuevo cosmos espacial.