Download

Back to overview

El progreso crea flexibilidad creando progreso Dornbracht presenta novedades mundiales en tecnología de galvanizado

Iserlohn/Milán Después de que la empresa concluyera con éxito la operación de prueba, en Dornbracht se iniciará a partir de abril de 2010 el refinamiento de superficies según un concepto completamente nuevo, la idea predominante responde a una modularización consecuente de los procesos de producción; de esta manera, se aleja de la solución central usual en el ramo de galvanización de griferías, pasando a una galvanización mediante unidades más pequeñas y muy flexibles; ahora cuatro diferentes "filosofías de galvanizado" ilustran el proceso de creación de valor agregado más importante en la fabricación de griferías de alta calidad.

Nuevas filosofías de galvanizado: Gavaroline y Varioline

Dependiendo de la complejidad y del tamaño de lote de los productos que se deben fabricar, además de los robots de galvanizado, los Gavaros, utilizados con mucho éxito hasta ahora, entran en acción dos nuevas líneas de producción: una Gavaroline y dos Variolines. La construcción modular de estas tres líneas en una nave multifuncional construida hace poco posibilita a Dornbracht una flexibilidad completamente nueva en la aplicación de tecnologías innovadoras. Piezas individuales, modelos especiales y cantidades limitadas de producción seguirán siendo refinados como hasta ahora por galvanizado a mano.

En las nuevas líneas, se trata de sistemas específicos para el artículo. De esta manera, según el gerente Matthia Dornbracht, la empresa mantiene como principio superior el que todas las unidades tecnológicas y organizadoras se subordinen a las exigencias del diseño: “Ningún radio ni ningún borde será cambiado para aumentar el número de piezas fabricadas por unidad de tiempo”.

El principio de modularización

Gavaroline está en condiciones de revestir formas geométricas más complejas, p. ej., la serie de griferías Lulu y MEM. La edificación fue desarrollado por Dornbracht junto a la empresa de sistema de robots carat robotic innovation GmbH. La plataforma para esta innovación fue ofrecida por el robot de galvanizado Gavaro, ya empleado hace cuatro años, el cual en cada proceso puede revestir una pieza  compleja. El robot cinemático fue equipado con un soporte, de tal manera que por cada proceso ahora varios componentes sean  pasados por soluciones electrolíticas.

Garoline consta de tres unidades modulares. En cada módulo trabajan dos robots que disponen de seis ejes con gran libertad de movimiento. Así, se reduce drásticamente el transporte de líquido residual. En cambio, las Variolines están implementadas con un galvanizado de armadura para gran número de piezas de componentes con correspondientemente menor complejidad, p. ej., para las series Meta.02 y Madison. 

El principio modular permite  a la empresa la creación de mayores tamaños de lote. Además, Dornbracht está en condiciones, por ejemplo, de responder muy rápidamente a exigencias legales o desarrollos tecnológicos. Por ejemplo, si se deben cumplir nuevas exigencias medioambientales, indica Matthias Dornbracht: “Podemos implementar de este modo el progreso técnico en etapas de dos años. Sale el módulo viejo, entra el módulo nuevo.  Mediante esta flexibilidad en la técnica de fabricación, el concepto es a fin de cuentas rentable, aunque la modularidad cueste al principio más dinero que las soluciones centrales.

 Ingreso a la nueva nave multifuncional

El nuevo galvanizado se encuentra en una nueva nave de producción de 3.400 metros cuadrados, que fue concebida después del asolador incendio de julio de 2009 en el terreno de la empresa, la nave ha sido erigida en un tiempo de construcción de tan sólo 2 meses. También esta nueva construcción se basa en el principio de modularidad. Matthias Dornbracht: “Si aspiramos a la mayor posible flexibilidad en el proceso de producción, esta lógica también tiene que  encontrarse en los edificios. Concretamente, el desafío en la planificación de la nave de nueve metros de alto significaba que en el recinto no debería haber ningún pilar o soporte fijo que pudiera más tarde interponerse. Y aun más importante: Ningún elemento específico al proceso debería estar unido a la construcción. En consecuencia, al igual que para la técnica de aguas residuales y la técnica de ventilación, fue desarrollado para Gavaroline y Variolines un módulo de aprovisionamiento propio que no estuviera unido directamente a la técnica de la nave.

Puede recibir otras informaciones sobre Dornbracht y los productos Dornbracht así como el texto de prensa digital en Internet bajo www.dornbracht.com o a través de la oficina de prensa de Dornbracht: Meiré y Meiré, Stephanie Eckerskorn / Aline Wenderoth, Lichtstr. 26-28, D-50825 Colonia (Alemania), T. +49(0)221 57770-416 / -402, e-mail: s.eckerskorn@meireundmeire.de / a.wenderoth@meireundmeire.de. Su contacto en  Dornbracht: Melanie Prüsch / Anke Siebold, Köbbingser Mühle 6, 58640 Iserlohn, T. +49(0)2371 433-2119 / -2118, e-mail: mpruesch@dornbracht.de / asiebold@dornbracht.de
La fábrica central que tiene su sede empresarial en Iserlohn, son mundialmente las únicas instalaciones galvanizadas (a. Gavaroline, act. Varioline) que pueden producir desde piezas individuales, hasta grandes lotes. La construcción modular de las tres líneas en una nave multifuncional edificada hace poco, posibilita a Dornbracht una flexibilidad completamente nueva en la aplicación de tecnologías innovadoras.
Gavaroline consta de tres unidades modulares. En cada módulo trabajan dos robots que tienen seis ejes con gran libertad de movimiento. Así se reduce drásticamente el transporte de líquido residual.
Los robots cinemáticos de Gavaro han sido desarrollados para la nueva Gavaroline, equipados con armazón para que puedan ser galvanizados más elementos por cada recorrido.
Las Variolines han sido diseñadas con galvanizado de armazón para gran cantidad de componentes con relativa complejidad.
En las nuevas instalaciones de galvanizado, se trata con sistemas específicos para el artículo. De esta manera la empresa mantiene como principio preferente el que todas las unidades tecnológicas y organizadoras se sometan a las exigencias del diseño: “Ningún radio y borde, será cambiado para aumentar el número de unidades fabricadas por unidad de tiempo”.