The source of archetype

“Estuvimos desde el principio a punto de conseguirlo”, dice Benedikt Sauerland, mientras contempla de nuevo los primeros modelos del Nuevo baño ritual. Sauerland es miembro de la gerencia de Sieger Design, y dirige el proyecto ELEMENTAL SPA por parte de los diseñadores. Él mismo está asombrado de que el modelo provisional para la presentación, que los diseñadores consideraban más bien un comodín para plasmar su idea básica del proyecto, se parezca tanto al producto final.
ELEMENTAL SPA es un proyecto muy poco habitual, no se trata de una búsqueda de formas en el sentido acostumbrado. En el centro del proceso de diseño estaba la siguiente cuestión: ¿Cómo puedo implementar en un product los enfoques de un concepto? “El agua se va a manejar más libremente dentro del espacio doméstico”, asegura Sauerland. Desde su punto de vista, el concepto del baño ritual significa “una apreciación consciente del agua, casi de culto”. El producto se convierte en el impulso para que las personas “se dediquen más conscientemente a sus acciones”. Pero, ¿cómo se produce una forma nueva, un nuevo producto, a partir de las primeras ideas?
“No recibimos de Dornbracht el briefing clásico que el cliente ha preparado y que vamos desarrollando punto por punto”, comenta Sauerland. Al principio de un Nuevo producto casi siempre hay workshops, reuniones, discusiones. La larga y creciente colaboración entre el fabricante y el diseñador se remonta al año 1983, y ambas partes han desarrollado una forma intensa de cooperación. “En una ronda relativamente extensa reflexionamos sobre cuál es el siguiente tema de la agenda. Se discute, se sintetiza, se concretiza.” El resultado es un borrador con el que se acota el tema, “que queremos abordar y tratar”. Benedikt Sauerland habla de la “presentación del elemento agua” que ya desempeñaba un papel en la serie de griferías MEM y los BALANCE MODULES como RAIN SKY y WATER FALL. El agua debe desacelerarse, debe fluir relajadamente, esto estaba claro desde el principio. “Waterspaces” es como los diseñadores llaman a su primer enfoque complejo del concepto. Al igual que en proyectos anteriores, en el punto de mira estaba el cambio en la utilización del cuarto de baño. El objetivo
era el acceso lo más directo posible al agua, y hacer ver las fuerzas y energías inherentes del agua. La grifería debía adquirir una mayor autonomía dentro del contexto, dejar de ser un mero objeto que se añade al final a un baño totalmente planificado. “Es el elemento del que emana el agua”, explica Benedikt Sauerland. Pero al mismo tiempo debía retirarse como objeto diseñado. “Es como si uno busca un manantial clavando estacas en el suelo”, concretiza el diseñador la idea original del ELEMENTAL SPA. A modo de ilustración, Sieger Design utilizó una imagen del patio interior del Barcelona Pavillon de Mies van der Rohe, marcando con puntos rojos los lugares de los que fluye el agua o de los que podría fluir. Deslocalización y desmaterialización: el proyecto deseaba satisfacer ambas exigencias. Se produjo la imagen del manantial. “Las personas no necesitan el grifo, sino el acceso al agua”, aclara Benedikt Sauerland. Por tanto, el manejo y la utilización deberían producirse simultáneamente. Por eso lo ideal es que el mando del grifo se encuentre justo debajo de la grifería. Se disipó la apariencia formal habitual de la grifería. Dos elementos caracterizan el ELEMENTAL SPA, el propio grifo de agua cromado, que los diseñadores llaman boquilla, y un cuerpo monolítico de Corian blanco que se mantiene muy neutro. Juntos forman una estructura escultural extremadamente coherente. “La puesta en práctica formal, la gran minimalización”, añade Michael Sieger, “se puede considerar también un momento emocional”. Desde 1988 Sieger Design tiene su sede en el Castillo barroco de Harkotten, en Alemania, entre Münster y Osnabrück. Bajo las bóvedas en la planta baja se ha instalado un taller flexible propio. En Harkotten, el cambio de la fase de concepción a la fase de construcción de modelos y de pruebas es al mismo tiempo un cambio de planta. “Podemos pasar con gran rapidez de los primeros dibujos al modelo”, dice el diseñador Sauerland. Los modelos previos se elaboran con materiales espumados que se pueden procesar de forma sensacional. La superficie que quedará posteriormente se simula con pinturas y laminas de cromo.
El agua (lo que demostró ser el mayor desafío del proyecto) debía fluir de la boquilla como un chorro laminar, sin turbulencias. Estaba prevista “una cierta estetización de la imagen del agua”, comenta Sauerland. Debía fluir paralelamente en toda la longitud posible, como una lámina en dirección al suelo. Los diseñadores dieron a la boquilla una forma cristalina y angulosa. Pronto notaron que entre la pared y la grifería debe haber espacio para un flujo de agua relajado, para permitir que se genere el chorro de agua deseado en la boquilla. Pero esto no era todo. Porque no es tan fácil engañar a la física. La curva balística del agua discurre en forma de parábola. El chorro de agua tiene tendencia a regresar en dirección a la pared. No sólo eso: coincide con relativa rapidez y al hacerlo se distorsiona. Enseguida se dieron cuenta de que aquí sólo se podia desarrollar una forma externa plausible. Quienes quieren dar forma al agua deben dominar una fuerza elemental. La atención de los diseñadores se orientó hacia el contorno interior de la boquilla. En el taller de Sieger Design, el constructor de modelos Rauch elaboró numerosas variantes. Tanto aquí en Harkotten como en Dornbracht, los diseñadores y los técnicos probaron los modelos bajo condiciones realistas. También la presión y el volume del agua se han tenido en cuenta en las series de ensayos. No obstante, los primeros prototipos tenían unos contornos poco definidos y rugosos, y no cumplían el estricto perfil de requisitos del fabricante ni de los diseñadores. “Estábamos a punto de abandonar.” Para solucionar el problema, Dornbracht invirtió en un nuevo procedimiento de producción que también abarcaba la elaboración interna. Entre el inicio del proyecto y la primera presentación del ELEMENTAL SPA en la ISH de Frankfurt pasan casi dos años. Entre los técnicos y los diseñadores se negocia duramente: “¿Aquí no se puede poner/quitar otro milímetro?”, son las típicas frases con las que ambos intentan aproximarse al estado óptimo. “El departamento de producción quiere un radio mayor. Nosotros uno más pequeño”, explica Sauerland. Aparte de las cuestiones técnicas, junto con el departamento de Marketing de Dornbracht se consigue destilar la variante correcta entre la multitud de posibilidades. Sieger Design desarrolla una serie de escenarios para la utilización del producto. También están realizados los borradores de los desarrollos posteriores relativos al tema de la calidad del agua. Para ello se tienen en cuenta consideraciones sobre la sostenibilidad y sobre la calidad del agua. Mientras el público de la feria admira las novedades, los diseñadores y el fabricante ya hace tiempo que se dedican de nuevo a continuar desarrollando sus ideas, a completar productos y a buscar nuevos desafíos que, aparentemente, no tienen solución.