"¿Qué significa para el baño cuando experimentamos algo que virtualmente reemplaza, o al menos mejora la experiencia física? Pues bien, adoptemos el punto de vista pragmático: actualmente estamos utilizando el agua no sólo para la limpieza, sino también para nuestro bienestar y para aplicaciones preventivas, por lo que es bastante concebible que las experiencias virtuales puedan ayudar a aumentar y mejorar significativamente el efecto del agua en el futuro, además de fomentar un consumo de agua mucho más eficiente".

Andreas Dornbracht

Back to Top