1959, Capital Avenue.

Martin Boyce examina e interpreta, como un arqueólogo, fragmentos de diseño modernistas. Empleando con frecuencia un repertorio de formas y materiales de importantes arquitectos y decoradores. "1959, Capital Avenue" era la dirección ficticia del salón que Boyce llevó a cabo en el pabellón central del MMK (Museo de Arte Moderno) de Fráncfort en el marco de los Dornbracht Installation Projects. Un telón amplio, sillones representativos, mesas y ceniceros de cristal dirigían a una atmósfera de fría elegancia. Sin embargo, el carácter escultural de su mobiliario transformó el lugar en una utopía. Con esta reminiscencia sobre la época moderna, Boyce recordaba sus visiones de un porvenir mejor y al mismo tiempo las representaba como algo que todavía no había existido.

Documentación