1 / 2

2 / 2

Al borde de lo representable.

Teresa Margolles se ocupa de la muerte. O mejor dicho: de los muertos. El punto de partida es su trabajo como asistente médica forense en una morgue en la ciudad de Méjico. Los muertos que ella se encuentra allí y de los que trata su trabajo artístico, son víctimas de crímenes violentos, muertos por drogas, muertos por accidentes de tráfico, cadáveres no identificados. La mayoría de las veces son jóvenes, a veces niños. "Las relaciones sociales y económicas de una sociedad se pueden leer de forma muy clara en los muertos que día a día llenan las morgues de la megalópolis.", dice Margolles. "Muerte sin fin", presentada en 2004 en el MMK (Museo de arte moderno) de Fráncfort con el apoyo de Dornbracht Culture Projects, fue la primera gran exposición individual en todo el mundo de la artista mejicana.

Documentation